El Órgano de Cumplimiento, en materia de Compliance, es un órgano generalmente colegiado formado por profesionales cuya responsabilidad principal es velar por el correcto cumplimiento del programa de Compliance que previamente ha debido de instaurar la empresa. 

No es un órgano que deba de seleccionarse a la ligera, y a de estar conformado por personas con capacidad de disposición y autonomía dentro de la sociedad, sin intereses directos en la sociedad. Es decir, no debe de formar parte del mismo por ejemplo, ningún miembro del consejo de la empresa.

Por otro lado, y según nuestra experiencia es recomendable que este formado al menos por una persona interna de la empresa, pues esta conocerá el día a día de la misma, y por una persona externa ya que esta tienen garantizada un mayor nivel de autonomía. 

El número total de personas que deben de conformar el órgano de cumplimiento, dependerá del tamaño de la empresa y de la estructura del programa de Compliance.  

Los perfiles generalmente más adecuados para formar parte del órgano son:

  1. Abogados.
  2. Economistas. 
  3. Responsables de riesgos laborales.
  4. Criminólogos. 
  5. Dependiendo del tipo de sociedad responsables de departamentos especializados. 

 

Rafael Aguirre Povedano. 

Abogado.

Abrir chat